Hace unos días se anunció el éxito del fichaje de Nicolás Reniero, un delanteor que llegaba al club por petición personal del entrenador Eduardo Coudet, con el objetivo de reforzar la delantera. Lo negativo del asunto es que implicó que las acciones por Mateo Cassiera bajaran bruscamente.

Leé también: Ricardo Centurión: “No quiero volver a Racing, es una etapa cerrada”

De hecho, hay que recordar que Cassierra no llegó por un pedido del Chacho, sino que fue directamente una apuesta por parte de la Secretaría Técnica. Pues bien, recientemente la dirigencia decidió considerarlo como prescindible ante la poca consideración de parte de Coudet.

Lo cierto es que el colombiano no ha tenido demasiada participación en el equipo, logrando sumar apenas 25 minutos entre todos sus partidos contra Estudiantes y Tigre en el marco de la Copa de la Superliga Argentina. Cabe destacar que su contrato de préstamo se mantendrá vigente hasta junio de 2020.

Leé también: Primer entrenamiento de Nicolás Reniero | Racing Club

Toda esta situación viene motivada debido a que la dirigencia decidió que se le dará prioridad a los jugadores que surjan de las divisiones inferiores del club y no a jugadores de primera que tengan poco rodaje. Esto con el objetivo de que no se vean opacados los jugadores que logren surgir entre las diferentes categorías.

Deja una respuesta