Fue con ventaja leve

El esquema de 4-1-4-1, con Rojas y Lovera como volantes externos, Miranda por el centro y Cvitanich en esa misma zona, pero unos metros más adelante, tuvo el propósito de obturar los laterales ofensivos de Vélez y, a la vez, contribuir a la recuperación en el medio para salir rápido. Eso funcionó cuando Rojas y Lovera, los de pies más sensibles, se transformaron en interiores, hicieron circular la pelota y buscaron conectar con las proyecciones de Pillud y, sobre todo, Mena.

Una vez que Racing ajustó sobre los movimientos de Álvarez como lanzador de Vélez y controló los movimientos de Garayalde y Tarragona en ataque, pudo dictar el tiempo y generar aproximaciones más nítidas que las del local, que no abundaron (apenas una maniobra de Tarragona en el área anulada, con un cierre exacto, de Mena). La pelota parada en un par de córners, a cargo de Lovera o Rojas, pudieron haberle dado ventaja al equipo de Pizzi, pero una vez Tarragona y otra Fernández llegaron con lo justo a impedir la definición: en el primero, de un rebote en contra de Garayalde y, en la otra, de Moreno.

Leé también  LPF 2021: árbitro designado ante Aldosivi

En el segundo tiempo Racing mantuvo virtudes expuestas en Brasil, ante San Pablo: pelota al ras, a lo ancho, con inicio de acciones desde el primer pase y firmeza en el fondo y corte en el medio. Le faltó, sí, más continuidad en la generación ofensiva, un déficit que se pronuncia por la ausencia de un volante que cumpla esa función. Sin eso, los ataques profundos, al no ser abundantes, necesitan un killer de área para rentabilizarlos. A los dos de la primera parte se agregó otro par que tuvo mayor nitidez: un disparo de Piatti, de frente al arco, luego de que Rojas, Chancalay y Pillud formaran un circuito, y otro de Rojas, desde posición similar. En ambos casos hubo insinuación de gol, que se frustró porque la pelota salió pegada al poste izquierdo.

Racing se fue del Amalfitani con sensación ambigua: fue más que su rival, siempre exigente aun a despecho de haber rotado su formación habitual (Pizzi también hizo cinco cambios respecto del elenco titular en San Pablo) y mostró algunos rasgos positivos. Pero la construcción ofensiva sigue pendiente.

Leé también  La previa: por una sonrisa en La Feliz

Fotos: Paola Lara
 

(Prensa Racing Club)
 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.

Deja un comentario