Racing abrió hoy su casa de la Capital Federal para transformarla de nuevo en un reducto orientado a la ayuda. Cientos de personas se dieron cita en Villa del Parque y retiraron de manera gratuita tanto las viandas de comida como la ropa de abrigo, que se entregaron por medio de los voluntarios de la sede. Fue la última jornada de atención solidaria a la gente de la zona hasta el próximo 18 de julio.

La única premisa sigue siendo ayudar a quienes más lo requieren en medio de esta cuarentena. No hay dudas ni titubeos al respecto. Racing Club se ha puesto ha disposición de la comunidad y de las autoridades desde el inicio a nivel nacional de la pandemia del COVID-19, para dejar bien en claro una vez más que por sobre todas las cosas es una institución social. Y no hay manera más clara de demostrar ese precepto fundacional que permanecer cerca de la gente cuando más se lo necesita. Por eso este sábado la Sede Capital volvió a entregar alimento y ropa a la porción de la comunidad que concurrió hasta el lugar.  

La situación actual de cuarentena sigue en el país, aunque con distintas fases de implementación. Pero tanto la Capital Federal como el Gran Buenos Aires siguen en aislamiento social, preventivo y obligatorio. Es por eso que la labor solidaria que llevan a cabo un gran número de instituciones resulta importantísima para ayudar al Estado a dar respuesta a la gran demanda social que se da en distintos ámbitos. Y desde su sede en Villa del Parque este sábado Racing volvió a ponerse al servicio de quienes más lo necesitan.

Las ollas se fueron llenando de alimentos, donados en gran medida por la misma colaboración de la gente del barrio, y de esta forma los cocineros del lugar pudieron darle forma a unas 400 raciones de comida (más de 4500 entregadas desde el inicio de las jornadas), que como ya viene pasando en las últimas semanas, se volvieron a poner a disposición de todas las personas que se acercaron hasta la casa académica. Pero a la entrega de una porción caliente de guiso junto a un budín de postre, también se le sumó de nuevo la entrega de ropa de abrigo. Los voluntarios de la sede junto a los colaboradores de Racing Solidario fueron los encargados de distribuir ante todos los presentes tanto la comida como las prendas a lo largo de todo el día, hasta que ya no quedó nada por poner a disposición de los demás.

Más allá de que la necesidad continúe tan vigente a nivel social como la voluntad racinguista de seguir colaborando con la comunidad, las jornadas solidarias se detendrán hasta el 18 de julio. Esto se debe a las nuevas medidas impuestas desde la Nación para el desarollo de la cuarentena y que entrarán en vigencia a partir del próximo miércoles, cuando comience el nuevo mes.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta