“Apuntamos a estar entre los cuatro o cinco primeros” | Racing Club


Antonio Spinelli, en conferencia de prensa, dio sus impresiones en las vísperas del debut en el torneo de Primera, que marca el regreso a la competencia oficial luego de casi nueve meses: “Nos geneera mucho entusiasmo”, dijo el DT del equipo de Primera.

A un día del debut en el Torneo Transición 2020, que marcará el regreso de la competencia oficial de AFA luego de casi nueve meses (será este sábado a las 9, en el Predio Tita, ante Villa San Carlos), Antonio Spinelli , el entrenador del equipo de Primera, brindó una conferencia de Prensa. El Tano dejó estos conceptos…

“Tengo una ansiedad positiva, de ganas de volver ya, de debut de campeonato… Desde principios de marzo, cuando jugamos el SAT, que no lo hacemos de manera oficial, si bien en este tiempo jugamos dos amistosos. Es toda una alegría volver a competir, aunque uno es consciente del contexto en el que estamos, en un escenario diferente. Nos genera mucho entusiasmo este regreso”.

“Se fueron jugadoras importantes, con ofertas del exterior que son imposibles de rechazar. Sabíamos que podía pasar. Mi meta, siempre dije, es tener la mayor cantidad de jugadoras surgidas del club, con toda la experiencia desde las Inferiores. Hoy tenemos ocho chicas de las 25 del plantel. Se han sumado jugadoras jóvenes, con experiencia en Selección y clubes importantes. Tenemos un mix de jugadoras con experiencia y jóvenes que nos da optimismo, pero siempre sabiendo que el proyecto es a mediano plazo. Estamos para ser protagonistas y competir. Hay tres o cuatro equipos que arrancan como candidatos. Apuntamos a estar entre los cuatro o cinco primeros, en un torneo que no da margen de error por el sistema de disputa. Durante hasta mitad de enero y ojalá no tengamos contratiempos con lesionadas o contagios de coranavirus”.

“No hemos apurado procesos pese a se pensaba que la competencia iba a empezar en febrero o marzo. El objetivo de máxima es poder llegar a jugar una Copa Libertadores, es el gran anhelo. Este torneo nos da una oportunidad real. Pero sin perder de foco cuál es nuestro objetivo: promover juveniles, formar jugadoras. Un tercio del plantel es surgido de Inferiores y es una cantidad importante”.

“No me gusta retener jugadoras. Ni Mili ni Belén tenían la intención de irse. Pero les llegó una oferta que hicieron bien en aceptar por el futuro que les abre. Ahora tenemos el desafío de reemplazarlas en lo deportivo, porque en lo emotivo será difícil por todo lo que aportaban al grupo en lo humano. A mí, como cabeza de grupo, me toca encontrar la manera de reemplazarlas en la cancha. Al ser un torneo corto e intenso, todas van a tener su oportunidad. Sabemos que el margen de error va a ser mínimo y hay que prepararse para eso”.

“La planificación fue particular. Arrancamos las primeras tres semanas entrenando de manera separada, en grupo. Las que se sumaron primero se conocieron por Zoom. El segundo mes recién pudimos empezar a trabajar en grupos mayores, pasamos de seis a diez, y luego en situaciones de juego 11 contra 11. Luego llegaron los partidos entre el plantel y luego los dos amistosos, con Villa San Carlos y San Lorenzo. Cumplimos todas las etapas y estamos bien para este arranque”.

“En el torneo pasado nos faltó un poco de cambio de ritmo en el último tramo del campo. Teníamos la pelota, pero nos faltaba aceleración en el final. En ese estuvimos trabajando y creo que venimos bien. La mejor versión del equipo se irá encontrando con los partidos, pero siempre sabiendo que vamos a estar en condiciones de competir y que no renunciamos al cupo extra a la Copa Libertadores que da el torneo. Tal vez llegamos un poco justos en la puesta a punto final en lo físico. No hay que olvidar que llevamos sólo dos meses de entrenamientos presenciales y que fueron en etapas”.

“Sabemos que puede haber lesiones. Porque han sido seis meses sin entrenamientos de grupo, en campo, como una unidad. Trabajamos en lo psicológico junto a lo físico y lo técnico-táctico más lo que se llama el entrenamiento invisible. Lo azaroso también está… Esperemos que el riesgo de lesión se disipe, pero está ahí, presente”.

“Que tengamos un tercio del plantel de Inferiores significa que tenemos un grupo muy bueno, porque las más grandes ya conocen a las más jóvenes, las vieron formarse. Somos una unidad. Representamos a un club muy importante y tenemos que saber dónde estamos: el Primer Grande, el único con un heptacampeonato, con su historia enorme… Tenemos que saber dónde estamos y adónde queremos llegar. Y lo tenemos muy en claro. Lo importante es dejar cosas para los que vengan después, más allá de la competencia”.

“Tenemos un plantel de dos jugadoras por puesto, armado con recambio y preparado para rotar en caso de aparezcan lesiones o contagios”.

“Una de las cosas que más me costó en la pandemia es comunicarles a las jugadoras que no iban a continuar esa situación por Zoom. Fue muy duro y no encaja con lo que yo entiendo cómo debe ser el vínculo: franco, genuino y frontal. Fue una de las peores cosas”.

“Estamos a la altura de competir, es algo que vi en el amistoso con San Lorenzo, sobre todo en el primer tiempo, cuando pusimos la formación titular y empatamos 1-1. En el segundo, con la Reserva, también mostramos cosas muy positivas, con un resultado corto (0-1). Lo que vi me da la idea de que vamos por buen camino”.

“Es importante que todo jugador y toda jugadora sepa de fútbol, entienda el juego, aspectos colectivos y tácticos, cómo poder transmitirlo. Por eso que Eugenia (Nardone) haya hecho un curso de videoanálisis nos da ventaja. Que tenga ganas de aprender, superarse, que plantee inquietudes… Pepi Piazza también lo hizo y es entrenadora, Luciana Bacci, Rocío Bueno… Es muy bueno eso para su formación y para su futuro. El apoyo de la Secretaría Técnica ha sido fundamental en este sentido”.

“Fue un mimo para mí y un espaldarazo al proyecto que me hayan renovado contrato hasta fin de 2022. El club me muestra que no nos da la espalda y que apuesta al mismo proyecto que nosotros, de crecimiento y desarrollo. A la vez me genera gran responsabilidad, porque la confianza que nos hemos ganado la tenemos que seguir construyendo día a día”.

“Sabíamos que nos iba a tocar un grupo con un rival fuerte, del primer bombo, como River; uno del tercer grupo, como Lanús, que tiene muchas jugadoras que pasaron por Racing, y otro del último tramo según la ubicación del torneo anterior, que es Villa San Carlos, al que conocemos bien.  No hay ningún grupo de la muerte porque están todos bien repartidos. Es una zona pareja. El rival a vencer es River, pero ninguno la va a tener fácil”.

“Al fútbol femenino lo veo en crecimiento, con una liga en vías de desarrollo, que puede servir de trampolín para ligas europeas. Seguimos siendo una fábrica de futbolistas, sin distinción de género. Llegó para quedarse y soy optimista, sin apurar los tiempos de desarrollo. Vi el nivel que tenemos en la Copa Libertadores Sub 16. Porque las cosas que nos faltan son por tiempo de desarrollo, no por calidad técnica”.

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja un comentario