Racing Club: Cuando la pelota no entra…

Racing

Otra vez se vio el Racing que pretende Fernando Gago, con salida desde el fondo, presión para recuperar rápido y ataque veloz. La medida fue de valor, porque Defensa y Justicia estuvo en modo espejo, aunque con ataque más directo en transición veloz.

Un ejemplo de la idea en desarrollo estuvo en una de la tres maniobras màs nítidas, cuando Mauricio Martínez cortó campo y llegó como punta para definir en el área chica, apenas ancho. Defesa exigió dos veces, una con un mano a mano a cargo de Bou, desviado, y otra con una tapada notable de Gabriel Arias, en el área chica, a un toque de Pizzini.

El reflejo de la paridad, antes que en la cantidad de ocasiones (tres para Racing), radicó en perfiles parecidos y ejecuciones a tono, con la de Racing algo más pulcra. 

Pese a eso, la ráfaga de inicio en el segundo tiempo condicionó el resto, ya que los dos goles en cinco minutos convertidos por la visita (Bou y Paredes) obligó a una búsqueda apurada. Sin perjuicio de eso, Racing mereció más que el descuento de Copetti mediante un tiro penal. Porque Unsaín tapó un par y dos cabezazos netos, uno de Copetti y otro de Correa, lo mismo que un sobrepique de Licha López, pudieron y debieron haberle dado otro resultado a la Academia.

El cambio exige paciencia. En eso anda Racing.

(Prensa Racing Club)
 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Facebook), suscribite de forma gratuita en nuestro Google News.