Para sumar minutos de fútbol

Es importante analizar otros aspectos a pesar del resultado cuando se mira el fútbol de manera integral. Y en especial cuando aún se está en etapa de preparación. Pero también es cierto que cada vez falta menos para que Racing salga a la cancha a competir de nuevo y es por eso que las conclusiones son necesarias luego de cada instancia de prueba, para saber de esta forma hacia dónde debe orientarse el trabajo en el tiempo que le resta a la Academia antes de aparecer otra vez en escena. Esta mañana, dentro del Estadio Presidente Perón, el equipo mostró una intención sólida de buscar el arco rival sumada a las premisas de manetener con paciencia la pelota hasta encontrar los espacios para progresar en el campo y de marcar presencia en el ataque. Por momentos pudo conseguirlo y eso es lo destacable a la hora de continuar la búsqueda de la mejor versión del equipo. Pero mas allá de lo destacable para potenciar, también es cierto que en otros aspectos el trabajo debe enfatizarse si es que también se desea lograr ese nivel que se persigue desde el inicio de la pretemporada. Es que Lanús se quedó con ambos partidos por 2 a 0 y a pesar del contexto en que se encuadra la jornada amistosa de este sábado, en este aspecto también se trabajará con vistas a corregir lo que sea necesario. Aún hay tiempo para hacerlo y eso es lo más importante de todo. 

El primer equipo que salió a la cancha formó con Gómez; Cáceres, Sigali, Nery Domínguez, Galván; Martínez, Miranda; Moreno, Piatti, Chancalay y Copetti. El ex delantero de Atlético de Rafaela fue la referencia formal del ataque, pero tuvo a el ex hombre de Colón como una compañía casi constante, mientras que la línea de mediocampistas que se ubicó por delante de los de contención se esforzó por presionar de manera continua las salidas rivales por los costados, al mismo tiempo que los laterales racinguistas se mostraron como dos opciones viables para sumar a la faceta ofensiva con una ubicación que los mostró , en especial durante la primera etapa, por delante de la mitad de la cancha. Por su parte la visita empezó el juego con Acosta; Aguirre, Thaller, Alexis Pérez, Bernabei; Facundo Pérez, Aude, Malcorra, Orozco; Sand y López.

Leé también  Con acción en continuado

Las primeras opciones claras de gol fueron para la Academia, que tuvo en dos tiros de Chancalay, a los 10′ desde dentro del área chica y a los 12′ de larga distancia. Lanús se aproximó por primera vez algunos minutos después, antes de que un remate lejano de Piatti escapara sobre el travesaño. Hasta que a los 23′ el Granate tuvo la más clara de la etapa en los pies de López, que quedó sólo ante el arquero Gómez tras un pase que rompió la línea de defensa, pero el arquero racinguista recostó el cuerpo con firmeza sobre su lado izquierdo y tapó el mano a mano. La respuesta local llegó algunas jugadas después con una escalada fugaz de Galván por el lado zurdo y un posterior pase tras el desborde que Copetti no llegó a conectar por el segundo lado para marcar el primer tanto de la mañana.

En el complemento Lanús pudo hacer aquello que le fue esquivo al equipo comandado por Pizzi en la mitad inicial cuando tuvo el dominio del juego: poder marcar los tantos en las llegadas frente al arco rival. Y lo hizo mediante su goleador, José Sand, que tuvo dos opciones frente al arquero racinguista y no perdonó. A los 4′ y a los 8′ el experimentado delantero tuvo dos veces la pelota en sus pies en el área chica luego de dos desbordes que finalizaron en centros rasantes y en ambas pudo convertir los goles que serían los que definirían el partido.

Leé también  Femenino Racing: A paso firme

De ahí en más el equipo local buscó por las mismas vías que en el primer tiempo el objetivo de alcanzar el tanto a favor, pero se topó con un rival que administró de manera inteligente la diferencia, se paró para arovechar el contragolpe y hasta pudo haber ampliado la diferencia con un par de ocasiones más que fueron salvadas sobre la línea. La Academia contó con un cabezazo claro de Copetti desde el punto penal que escapó por sobre el travesaño a los 17′ y con las buenas sensaciones que dejaron los diez minutos en los que estuvo Garré en cancha tras ingresar por Miranda y demostrar que está en plena recuperación de su nivel con cada día de trabajo que atraviesa.

Para el segundo juego de la mañana en el Cilindro el entrenador académico cambió a los apellidos en cancha pero antuvo la misma idea desde el dibujo táctico inicial (4-2-3-1), así como las mismas premisas desde las intenciones: presión sobre el rival, la asociación como base para crecer en el juego y la generación de opciones de gol. De esta forma Tagliamonte; Fabricio Domínguez, Segovia, Novillo, Pillud; Alcaraz, Julián López; Rojas, Lovera, Cvitanich y Lisandro López fueron quienes comenzaron adentro del campo. Darío comenzó como la referencia ofensiva de área, mientras Lisandro se movía por todo el frente para hacer de enlace u opción de terminación según lo exigiera la jugada. Aunque ambos delanteros rotaron esta posición a lo largo del juego. Lanús empezó el partido con Peraggini, Morgantini, Braghieri, M. Pérez, Tavares, Cechi, Esquivel, Rodríguez, Besozzi, Varaldo y Acosta.

A lo largo de la etapa Racing mostró sus intenciones claras de protagonismo desde el manejo de la pelota y con un juego que limitó a su rival a esperar con paciencia a la espera de un error rival o de un ágil contragolpe propio. Y a pesar de que la profundidad académica en los últimos metros no fue preponderante, un remate de Matías Rojas desde larga distancia cuando se jugaba la mitad de la etapa escapó al lado del segundo palo en la opción más clara hasta ese momento. Pero a poco del cierre de la etapa, a los 25′,  Morgantini capturó una pelota en ataque y a unos 25 metros del arco sacó un potente remate que entró por el ángulo izquierdo de Tagliamonte y marcó el gol de la ventaja para el rival de turno.

Leé también  Torneo de Reserva: Racing cae en su visita a Aldosivi

Casi desde el arranque en el segundo tiempo, a los 3′, Lanús se encontró con el segundo tanto tras una jugada discutida por una supuesta falta ante Tagliamonte que no fue sancionada antes de la definición de Matías Pérez, mientras el arquero aún se encontraba en el suelo. A pesar de ser en los momentos iniciales, el gol extendió a favor de la visita una diferencia que ya no podría ser remontada por Racing a pesar del ímpetu mostrado por llegar al menos al gol del descuento. A lo largo de la etapa complementaria ingresaron Lucio Estrada e Iván Maggi en lugar de Domínguez y de Pillud.

Será cuestión para la Academia de hacer un rápido balance de lo acontecido hoy en Avellaneda. Por un lado y como valor fundamental todo el plantel pudo sumar minutos de juego para continuar con el crecimiento en este aspecto fundamental. Y como contrapartida tanto el DT Pizzi como sus dirigidos saben que algunos de los aspectos mostrados ante Lanús pueden corregirse y Racing está a tiempo de hacerlo. Tras la jornada de descanso del domingo y la reanudación de los trabajos el lunes en Avellaneda, el próximo miércoles se recibirá a Arsenal en una nueva jornada amistosa que podrá servir tanto para sumar como para puntualizar aquello que en lo que se busca mejorar. 

(Prensa Racing Club)
 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.

Deja un comentario