Femenino Racing: Fuerza Natural

Una sola palabra encierra a la escena que se gesta en el Predio Tita Mattiussi minutos antes del arranque de la práctica a cargo del técnico Agustín Benchimol: ilusión. Se nota en el semblante general del grupo, que le da ese toque de buena onda a la reunión previa al inicio de la actividad del día. Se vislumbra en las sonrisas de las jugadoras, que bromean y charlan entre ellas mientras comienzan a entrar en calor a puro firulete con la pelota que recorre un ida y vuelta constante entre los pies y la cabeza. Pero en especial esta sensación se aprecia en las recien llegadas al club, mientras posan divertidas para la cámara oficial en el primer retrato de ellas juntas con la pilcha académica puesta. Se las nota contentas por el presente, seguras de sí mismas y compenetradas en el desafío que representa vestir un escudo con 118 años de historia en el pecho. La ilusión se siente en el aire. Y no es para menos. Belén Spenig (27, delantera), ya conoce lo que significa esa sensación y su retorno es sin dudas una de las apuestas fuertes del mercado de pases institucional. Pero igualmente potentes son las ansias por demostrar en Racing para el resto de las destacadas incorporaciones de cara a lo que se viene. Julieta Blanco (21, arquera), Melina Moreno (25, mediocampista), Florencia Salazar (28, defensora) y la colombiana Paula Valbuena (22, mediocampista) buscarán que esa fuerza deportiva y el compromiso asumido con la institución se transformen en herramientas al servicio de un andar colectivo que imponga un fútbol con sello propio.

Con el objetivo de jerarquizar aún más a un plantel que a lo largo de las últimas temporadas ha dado muestras de una evolución constante, el planeamiento estratégico por parte del club para el presente mercado de pases consistió en incorporar apellidos en pos de apuntar a un equilibrio en todas las líneas del campo. La conjunción balanceada entre jerarquía experimentada y juventud irreverente no era a priori una tarea sencilla de lograr, dentro del marco de un periodo siempre competitivo entre los clubes que aspiran a premisas similares que la apuntada por nuestra institución. Pero con un análisis pormenorizado que se ejecutó de manera previa y gestiones tan silenciosas como eficaces, se logró el objetivo de sumar a futbolistas buscadas para brindar ese impulso deportivo que potencie a un grupo que apunta a establecerse de manera definitiva entre los líderes de la competencia nacional durante este 2022. Es por eso que los vínculos contractuales que unen a las jugadoras con Racing están proyectados en función de un largo plazo deportivo: Blanco, Valbuena y Salazar hasta diciembre de 2022, junto a Spenig y Moreno hasta diciembre de 2023.

Y como la ilusión actúa de fuerza motora con naturalidad en muchos momentos de la vida, las cinco mujeres que ya forman parte de la familia académica se tomaron un momento para apoyarse en ese sentir a la hora de exhibir con orgullo sus expectativas y su pensamientos ante el desafío que las une dentro del Primer Grande del fútbol argentino. Es por eso que antes de que el entrenamiento a cargo del DT Benchimol comience en medio de una pretemporada a la que todavía le quedan varias semanas de recorrido, todas le hablan al público racinguista a través de la web oficial y cuentan esos anhelos propios pintados de verde césped y con forma de pelota.

-¿Cómo se definiría cada una a nivel futbolístico pensando en la gente que aún no las conoce con nuestra camiseta? Sólo Belén tuvo esa experiencia previa…

Spenig – En mi caso, tanto desde lo deportivo y lo profesional creo que me toca llegar bien en este regreso. El hecho de haber estado en España (N. de R.: Estuvo desde principios de 2020 hasta finales del 2021 en Unión Deportiva Collerense y Ginelux Juan Grande, ambos de la Segunda División) ha sido una experiencia única en la cual me ha tocado aprender muchas cosas, tanto buenas como malas y me ha hecho crecer como persona. Fue un tiempo de aprendizaje. Hoy me encuentro más madura. Me siento otra Belén, realmente. Y estoy satisfecha, porque creo que he aprendido un montón de cosas que le puedo aportar al grupo en este momento. Creo que estoy en mi mejor edad y en mi mejor etapa deportiva.

Leé también  Racing Club: Cada vez te quiero más

Blanco – En lo personal me encuentro muy bien. Terminé el año pasado siendo titular y marcando un gol en Gimnasia ante River por los Cuartos de Final del último torneo. Eso me dio mucha confianza y seguridad en mí misma y me hizo llegar al nivel con el que arranqué los presentes entrenamientos. Considero que puedo aportar juego por abajo y también mucho juego áereo. Estoy afinando cosas en la pretemporada junto al resto de mis compañeras, pero no tengo dudas de que cuando arranque el campoeonato y en el momento en que me toque jugar, voy a poder desarrollar un gran nivel. 

Valbuena – Me considero una jugadora con una muy buena visión de juego, con buena pegada y mucha técnica. Yo creo que estás son mis princiales fortalezas, más allá de que trabajo día a día para adquirir otras nuevas y para mejorar las que creo que ya tengo.

Salazar – Desde mi lugar trabajo para mejorar lo que considero que tengo a favor en mi juego desde que empecé mi carrera: la entrega permanente y un fútbol que se adapta a las necesidades del equipo. Es lo que ofrecí y lo que me esfuerzo por mejorar. En este caso puntual, además, estoy disfrutando mucho los días desde mi llegada a Racing. Me hicieron y hacen sentir una más del club desde el primer momento y eso me motiva de cara a lo que viene, porque quiero devolver adentro de la cancha el cariño que siento que me están brindando. Estoy muy ansiosa a la espera de que empiece el torneo.

Moreno – Soy una jugadora que tiene experiencia y que viene a aportar su juego a este equipo. Tras haber estado por varios años en River y venir de una última experiencia internacional positiva en Sol de América, en donde pude inclusive disputar la Copa Libertadores, creo que puedo sumarle al plantel desde ese lugar más allá de lo individual. 

-¿Qué piensan que pueden ofrecerle al equipo?  

Blanco – Yo vengo a ofrecerle principalmente compañerismo y aliento, pero también seguridad desde el fondo, que es mi lugar en la cancha. Quiero que mis compañeras sientan todo el tiempo que hay alguien que está apoyándolas desde su propio juego. Y desde lo futbolístico, que tengan la confianza de saber que pueden jugar conmigo hacia atrás y así ordenar al equipo cuando sea necesario.

Valbuena – Creo que desde mi posición en el mediocampo podría llegar a ser una alternativa ofensiva, ya que puedo ofrecer muchos pases y asistencias. También soy una jugadora a la que le gusta buscar el arco tival y marcar goles. Voy a apuntar a poder destacarme dentro de los aspectos de mi juego en los que me siento más cómoda.

Spenig – Siento que puedo entregarle mucha experiencia y tranquilidad desde mi lado. Todos los días trabajo intentando ser mejor que el anterior e intento dar el máximo de mí para el equipo. Por ahí sé que hay algunas situaciones en las debo controlarme y saber que hay cosas que, aunque intento que me salgan perfectas, pueden fallar. Hay que entender el hecho de que podemos equivocarnos, pero que el camino para aprender y mejorar va por ese lado. Al igual que mis compañeras estoy muy concentrada y enfocada en lo que se viene. Deseo estar presente en todos los partidos, poder rendir y en especial, hacer muchos goles.

Salazar – Pienso lo mismo que a Belén: me parece que desde mi lugar el aporte también va por ese lado. Más allá de las cualidades y capacidades técnicas que cada una tenga, creo que la experiencia y el sacrificio no pueden faltar. Y puedo asegurar que eso no va a estar ausente desde mi lugar. Todo lo contrario. 

Moreno – Soy una jugadora que sabe mantener la tranquilidad y me parece que ese aporte puede sumar en lo colectivo. Además, cuento con una visión de juego que espero pueda resultar beneficiosa para el fútbol que llevemos adelante. Y también me considero alguien que entrega energía positiva dentro de un grupo. Esto puede potenciarnos cuando las cosas nos salgan como queremos y para ayudarnos a salir adelante cuando sea necesario.

-¿Qué significa en cada caso el hecho de haber llegado a Racing en este momento?

Salazar – Creo que llegué al club indicado con respecto a mis objetivos para este momento futbolístico en lo personal. Es un paso muy grande en mi carrera, ya que estaba en la búsqueda de un nuevo desafío. Ahora sólo queda trabajar día a día para poder aprovechar la oportunidad que se me presentó y que me brindó la institución.

Moreno – La verdad es que es un cambio para mí en muchos aspectos con respecto a lo que me tocado vivir de manera previa en mi carrera. Lo considero una muy buena experiencia y estoy realmente muy contenta con mi llegada a Racing. 

Valbuena – Para mi es una oportunidad muy importante la de haber llegado a un club tan grande y con tanta historia. Espero poder aportarle mucho al equipo, tanto en lo individual como en lo grupal. La verdad es que le tengo que agradecer a Racing por la oportunidad que me brinda de poder estar acá en este momento y haciendo lo que me gusta, que es jugar al fútbol.

Blanco – Llegar a este club para mí fue todo un logro. Fue una toda una superación personal, porque siempre me imaginé y quise estar en una institución grande de la Argentina. Hoy me toca defender la camiseta de Racing y para mí eso es un orgullo. Es una felicidad enorme poder entrar al Tita y ver que realmente se me dio la oportunidad por la que tanto trabajé; que se me concretó ese anhelo. Entonces para mí es un sentimiento muy particular. Creo que toda futbolista siempre sueña el poder estar en un club como éste. Y el hecho de haber podido alcanzarlo es algo que me enorgullece mucho.

Spenig – Representa algo muy importante. Volver a estar en Racing significa mucho para mí. Veo que el club ha cambiado muchos aspectos, desde en la infraestructura hasta en el cuerpo técnico y el equipo de trabajo en general, por lo tanto es una experiencia nueva. La verdad es que me gusta como se está trabajando y me pone muy contenta el haber vuelto. Siempre dije que si retornaba a jugar a un equipo en el país, sería acá. Porque es el lugar en el que me siento cómoda y siento además que puedo dar todo o equivocarme y volver a levantar cabeza, pero que sea cual sea ese panorama, la gente va a estar ahí apoyándome. Y eso es muy importante. Yo de mi parte trataré de dar lo mejor para esta camiseta, que sé que vale tanto para mí como para la gente, que con su cariño y amor hace que nuestro día a día en la vida sea un poquito más fácil.

-¿Para qué piensan qué puede estar el equipo a nivel competitivo en esta temporada?

Blanco – No tengo dudas de que este equipo va a dar el batacazo en el torneo que se nos viene y va a estar entre los primeros cuatro para poder pelear el campeonato. A lo largo de los años Racing viene haciendo campañas muy buenas y este torneo para mí va a ser el reflejo de todo ese trabajo que viene detrás, con todas nosotras a la cabeza junto con el cuerpo tecnico. Vamos a dar mucha pelea. Hay muchas ganas y también mucha predisposición, así que no tengo dudas en que el campeonato va a ser muy bueno.

Moreno – El equipo realmente está para competir con cualquiera que se nos cruce, porque estamos muy bien tanto grupalmente como futbolísticamente y aún nos queda mucho por trabajar en la pretemporada. La verdad es que tenemos un buen plantel para pelear entre los mejores.

Valbuena – Hay un muy buen grupo. Se está apreciando el nivel de jugadoras con que contamos y también el trabajo del técnico a la hora de la conducción. Me parece que el equipo estaría en condiciones de poder alcanzar un título y ese es el objetivo de todas nosotras.

Spenig – Estamos trabajando mucho y creo que hay buen nivel y también mucha competencia interna, lo cual es importante mientras sea sana y le permita saber a cada una donde quiere estar y que es lo que tiene que dar. Eso algo fundamental. Creo que desde lo competitivo podemos estar bien como equipo y luchar. Me tocó ver a Racing la temporada anterior desde España y me gustó muchísimo. Pero hoy hay nuevas caras que creo que también pueden aportar mucho, tanto desde su talento como desde lo personal. Y eso me deja tranquila. La realidad es que siempre se quiere estar para grandes cosas y creo que este año vamos a poder estar ahí de vuelta. Después, adentro de la cancha a veces son detalles los que definen todo para un lado o para el otro, pero esperemos que todo sea positivo y que termine de la manera en que lo soñamos: levantando una copa y pudiendo jugar una Libertadores.

Salazar – Estamos haciendo una muy buena pretemporada con un grupo muy unido y sólido, conducido por un cuerpo técnico que está sacando lo mejor de todas nosotras. La verdad es que estamos trabajando muy bien. Hay un nivel muy grande en el plantel y creo que sin dudas podemos estar entre los primeros cuatro en el próximo campeonato.  

-¿Cómo se imagina cada una de las cinco ese primer partido con nuestra camiseta?

Valbuena – El sueño sería poder contribuir desde mi lugar a que el equipo pueda lograr la victoria en ese primer juego. Me gustaría contribuir con un par de asistencias y si es posible, también con un gol para que eso pudiera ocurrir. Y si además contáramos con el apoyo de la hinchada en ese momento, creo que sería un debut soñado.

Blanco – Me imagino a todo el mundo en el Cilindro apoyándonos como ya lo vienen haciendo con el equipo, al igual que con mi familia bancándome ahí en la tribuna. Sentir eso fuera de la cancha y poder terminar adentro con una victoria y con el arco en cero sería una verdadera fiesta. Espero que se nos pueda cumplir. 

Salazar – Como lo comenté hace un rato, me siento muy ansiosa con respecto a ese debut. Lo espero con ganas y como una manera de poder comenzar a sentir lo que es Racing adentro de la cancha cuando ruede la pelota. Además, desde mi llegada siento el cariño de toda la gente y me gustaría poder retribuir eso cuando me toque jugar junto a mis compañeras.

Spenig – La verdad es que estoy muy pero muy ansiosa de que llegue ese momento. Cada vez que estoy en una práctica creo que esa ansiedad por momentos me gana, porque deseo poder estar en el campo para poder jugar y convertir un gol, porque sé que voy a sentirlo con todo mi corazón. No sé que voy a sentir particularmente cuando me toque marcar de nuevo, pero de seguro va a ser una especie de cosquilleo por volver a darme cuenta de que estoy en mi país y en especial, llevando esta camiseta que para mí es algo muy importante. 

Moreno – Me imagino con ansias ese momento en el que me toque mi primer partido con la camiseta de Racing. Con ganas de jugar, pisarla y encarar, obvio (risas).

(Prensa Racing Club) 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.

Deja un comentario