Diplomada en la academia | Racing Club


Eugenia Nardone recibió una distinción del Club en razón de su vocación de perfeccionamiento: fue la futbolista que más cursos realizó gracias a los convenios institucionales con diversas entidades universitarias y terciarias. La defensora titular, como sus compañeras, piensa profundizar su capacitación. “Racing nos da todas las herramientas para nuestro progreso. Esto habla muy del club”, dijo.

El proyecto nació en la primera parte del año, con la firma de acuerdos institucionales con diversas organizaciones de educación terciaria y universitaria tal como había sido concebido por el Departamento de Fútbol Femenino. Y la respuesta fue inmediata, con apego a los postulados que lo habían inspirado: las jugadoras cursaron -a distancia, debido a las medidas de aislamiento que la pandemia de coronavirus volvió habituales- en cantidad por la calidad de la oferta y, en especial, por la convicción de que la oportunidad de avanzar en la formación profesional les dará herramientas para desarrollarse y progresar en diversos campos.

Eugenia Nardone, defensora titular en el equipo de Antonio Spinelli, fue la que más horas de de capacitación acumuló, con asistencia virtual en FLACSO (Redes sociales y narrativas digitales), UCES (Diplomatura en gestión y administración de entidades deportivas), ETER (Análisis táctico), Racing Club (Videoanálisis) y Escuela César Luis Menotti (curso de entrenadora). También, como el resto del plantel, participó en el Seminario de Género y Deporte realizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). En razón de todo eso, Nardone fue reconocida con un diploma por parte del Club. En 2021, la marcadora central zurda agregará la carrera de Actividad Física y Deporte en la Universidad Nacional de Avellaneda.

Para Nardone, la formación representa un valor incalculable. “Estoy muy contenta porque Racing no sólo le da importancia a la carrera deportiva de sus jugadoras, sino también a la formación. Nos inculcan la importancia de la capacitación, ya que la carrera futbolística es corta y una, cuando llega el final, debe estar preparada con las herramientas necesarias para ir hacia otro terreno o seguir en el deporte, pero desde otro lugar. Y para eso hay que capacitarse. Hay muchas chicas que están terminando la Secundaria y, seguramente, si no hubiese sido por Racing lo hubiesen dejado pasar. Estoy convencida de que, a futuro, pesará más un equipo formado en lo futbolístico y en lo intelectual que otro que sólo tenga recursos para jugar. Habla muy bien de Racing todo lo que brinda para formarse, con variedad de cursos, de distinto tipo y duración; las ramas son variadas. Y si no sabemos qué elegir, también nos dan la posibilidad de hacer un test de orientación vocacional”, comentó.

Lo que pone a disposición Racing no pasa inadvertido porque “nos dan todo para que podamos dedicarnos también a lo académico, eso no te deja excusas para evitarlo. Tuve la iniciativa de anotarme en varias cursos y diplomaturas. Y me reconocieron el esfuerzo. Motiva mucho saber que hay gente que se está preocupando por vos, por tu futuro, que te estén solucionando todos los problemas, que estén atenta para responder cualquier inquietud que le puedas plantear… Esto habla muy bien del club. Y no tengo dudas de que todo lo que están haciendo por nosotras va a dar sus frutos”.

El detalle que abarca a la mayoría de las integrantes del plantel de Antonio Spinelli permite reconocer el prestigio de las instituciones pedagógicas involucradas. En el Centro Universitario de Idiomas (CUI) estudiaron Paloma Fagiano, Natalie Juncos, Estefanía Piazza, Milagros Otazú, Yanina Sosa y Florencia Gaetán. En la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), además de Nardone, Rocío Díaz tomó el curso de Redes sociales y narrativas digitales y Luciana Bacci, el de Creatividad y gestión cultural, a la vez que completó el Seminario de fotoperiodismo en la organización La Vaca. 

En la Escuela de Comunicación ETER, Aldana Narváez hizo el curso de Deporte y Periodismo, en tanto Aldana Avaca y Milagros Otazú cumplieron el de Creación de contenidos digitales. Florencia Romero, la histórica capitana, se dividió entre la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Diplomatura en gestión y administración de entidades deportivas) y en la Universidad Nacional de las Artes (canto).

Estefanía Piazza, Milagros Otazú, Aldana Narváez, Yanina Sosa, Rocío Bueno, Dalila Cáceres, Rocío Díaz, Candela Ibaña, Camila Ulloa y Azul Oszczyk completaron el taller de análisis de video ofrecido por la Secretaría Técnica de Racing. 

Piazza -junto a Nardone- dio el primer paso, en 2019, en la Escuela que lleva el nombre del Flaco Menotti. Este año las acompañaron Bacci, Díaz y Narváez. Y así como Eugenia irá a la UNDAV, Aldana, Azul y Luciana harán su parte la Universidad de Avellaneda.

El compromiso con los estudios no se dio sólo en el ámbito terciario y universitario, ya que Fiamma Romero terminó el ciclo secundario, un objetivo que se han fijado varias de sus compañeras al inscribirse en la Fundación del Futbolista para completar materias adeudadas (con el seguimiento correspondiente del área de Fútbol Femenino para que las futbolistas anotadas puedan acabar satisfactoriamente esta etapa).

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja un comentario