Fue una de las máximas figuras en la etapa más gloriosa de la historia racinguista. Convirtió 141 goles con esta casaca y fue todo un ícono del club a pesar de su prematura muerte. Por eso en este día la institución lo recuerda una vez más. Porque es lo que los grandes de nuestra historia se merecen.

Nuestra historia no empezó ayer y por lo tanto merece ser contada. Para saber quién es uno y hacia dónde va uno es fundamental conocer su propia historia; en especial cuando es tan rica y gloriosa como la de Racing. Y nuestra institución, con 117 años de vida, posee un pasado repleto de gloria, que tuvo a lo largo de tantos años a símbolos que forjaron la identidad colectiva del club, que desataron el amor de multitudes y que le entregaron la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se los recuerda en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias.

Pasaron muchas décadas pero la pena persiste. Perder a un crack con tan solo 26 años es un hecho que genera una tristeza grande. No alcanza con que la herida se vaya cerrando con el paso del tiempo. Albérico Zabaleta, nacido en 1897, era un fenómeno que se movía por el centro de la ofensiva académica cuando la muerte lo atacó por sorpresa y le ganó el partido más importante de todos. El Beco, así era el apodo con el que se lo conocía, jugó ante Tigre el 23 de septiembre de 1923 y, además de convertir uno de los tantos goles que hizo con esta casaca, recibió un golpe -un puntapié en la zona del riñón- que le complicaría la salud. No mucho después, exactamente el 20 de octubre, falleció sembrando un profundo pesar entre sus seres queridos.

Su muerte fue tan impactante que al sepelio acudieron centenares de personas consternadas por la pérdida de un gran valor del fútbol argentino que estaba en la plenitud de su carrera. El entierro también estuvo cargado de emotividad y varias personalidades racinguistas, entre ellas el presidente Pedro Groppo y el delantero Alberto Marcovecchio, ofrecieron un discurso para los presentes. No era para menos: Zabaleta, que anotó en total 141 conquistas, había arribado a la institución en 1912, con tan solo 15 años, y había hecho de estos colores una de sus identidades más potentes.

El Beco, con edad de Cuarta, jugó un breve período en Independiente, para luego pasar también por Argentino de Quilmes y por Sportivo Almagro. En 1916, volvió a Racing y se quedó para siempre. Y a partir de ese momento su sello inconfundible frente al arco rival quedó grabado para siempre en los títulos -Zabaleta ganó cinco en el club- que hasta el 19 completaron la gloriosa saga heptacampeona de la institución. Además y como si eso no fuera suficientemente distintivo como para hacerlo sobresalir, en los campeonatos del 18 y del 21 finalizó como el máximo anotador del torneo, con 13 y 32 conquistas marcadas, respectivamente. Un goleador implacable. 

Sus notables rendimientos con la casaca blanca y celeste lo llevaron de manera consecuente a competir con la Selección Nacional en ocho oportunidades. La más recordada data del 17 de junio de 1923, cuando enfrentó como parte del equipo nacional al Third Lanark de Escocia. A esa altura de su vida, su capacidad en el área contraria lo había transformado en justo acreedor de la titularidad en la Argentina.

Hoy se cumple un nuevo aniversario de su partida física -el número 97- y la Academia lo recuerda como a un fenómeno que, aunque se marchó joven, dejó su sello en el club luciendo con honor y grandeza nuestros colores. Por eso no hubo ni habrá nadie en este planeta que pueda borrar de la nómina de nuestras glorias a Albérico Zabaleta. Imposible que eso suceda pese a la obstinación del tiempo en avanzar. Porque la memoria no se olvida de los grandes. Aunque se hayan ido muy rápido. Y es que si se lo piensa mejor, el Beco nunca se fue. Será por siempre un pedazo fundamental de la historia de Racing.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta