En el Día de la Futbolista, Florencia Romero, Estefanía Piazza, Eugenia Nardone y Luciana Bacci, referentes de Racing, hablan del significado de la fecha, un reflejo del largo camino recorrido y de lo que aùn queda por transitar.

En agosto de 1971 en México, donde poco más de un año antes la fantasía de Brasil había iluminado el Mundial de la FIFA, las mujeres hicieron suyo un Mundial sin reconocimiento oficial. Fue, en términos estrictos, un Mundial Invisible que apenas se notó, hace casi medio siglo, por la resonancia del 4 a 1 con los cuatro goles de Elba Selva. Allí estuvo Betty García, símbolo de Racing y iembro de Las Pioneras que terminaron en cuarto lugar y que debieron esperar hasta 2019 para que aquella gesta, puro empeño, coraje y determinación, se transformara en el Día de la Futbolista.
Hoy, referentes de Racing como Florencia Romero, Estefanía Piazza, Eugenia Nardone y Luciana Bacci, toman la posta y tiene mucho que decir en este 21 de agosto.

Florencia Romero: “Tener un Dia de la Futbolista representa el inicio de la visibilización de nuestra lucha. Este día tendría que haber sido muchos años antes, deberíamos haberlo tenido desde varias décadas atrás. Tenerlo hoy, en estos tiempos recientes, significa que nuestra lucha empezó a hacerse visible. En lo particular, no lo tomo como el “Día”, sino que me lleva a pensar en el tiempo en que nos ocultaron como futbolistas y los años que llevamos luchando para que se nos reconozcan como lo que somos: futbolistas”.

Estefanía Piazza: “Es un hecho a celebrar y un compromiso social para recordar lo que pasó con las pioneras aquel 21 de agosto de 1971. Sirve, también, para establecer un puente entre aquellas luchas que asumieron las futbolistas de la época con las que hoy se mantienen vigentes para seguir construyendo el fútbol que queremos y la completa profesionalización del mismo. Este es un objetivo colectivo que, más allá de los diferentes contextos y las batallas ganadas en estos años, aún sigue y seguirá con la misma fuerza, en la búsqueda de un fútbol con perspectiva de género, sin violencias ni desigualdades que acompañe esta hermosa profesión que es ser futbolista”.

Eugenia Nardone: “El 21 de agosto remite a la goleada de Argentina ante Inglaterra, en el Mundial de México 1971. Le doy mucha importancia por aquel hecho, porque por fin empezó a celebrarse como tal y porque reivindica la lucha de todas las que dieron su aporte para lograr reconocimiento a través de la visibilización de nuestra actividad. Tener el Día como algo específico nos nuestra como futbolistas y, en definitiva, como trabajadoras. Es un acto de dignidad para el fútbol femenino y para el movimiento de mujeres”.

Luciana Bacci: “Es un gran logro para nosotros porque nos reivindica como futbolistas y trabajadoras y, por lo tanto, sirve para cambiar la percepción que se tiene sobre nosotras, ya que muchas veces nos siguen tratando o mencionando como “chicas” y no como jugadoras, algo que no pasa en el fútbol masculino, donde a nadie se le ocurre referirse a los jugadores como “chicos”. Este Día le sirve, también, a toda la sociedad para llevar a cabo una reconstrucción de la historia, que durante muchos años hizo invisible al fútbol femenino. Como sociedad les debíamos a las pioneras y a todas las que siguieron, a las que representaron a la Selección Nacional y las que lo hicieron en clubes, porque nunca fueron reconocidas por el trabajo hecho. Ojalá que, pronto, este Día tenga alcance nacional y no sólo en algunas provincias, porque eso significará que el fútbol femenino es realmente federal”.

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta