En la conferencia de prensa previa al partido con Nacional, Sebastián Beccacece se mostró confiado en la respuesta del equipo “ante un rival exigente” y que llega con mucho más rodaje. “Vamos a buscar el partido, como siempre. Y si no podemos, nos adaptaremos a las circunstancias”, dijo el DT en la charla con los medios, transmitida en directo por Racing Play.

Fue una hora de riqueza conceptual y, también, de esperanza y optimismo. Porque Sebastián Beccacece no buscó la excusa obvia, aquella que señala una realidad de diferencias entre Racing, con poco más de cinco semanas de entrenamiento y sin partidos -ni siquiera amistosos- en los últimos seis meses, y Nacional, con 90 días de actividad entre prácticas y una quincena de juegos (nueve por el Apertura uruguayo). El DT de Racing prefirió apuntar a lo que viene, con testimonios de valor…

“Hicimos estudios a Pillud por la mañana y arrojó negativo. Por eso no hemos definido el equipo todavía. No tuvo síntomas, ahora tiene que hacerse un estudio cardiológico y respiratorio. No ha dejado de practicar, por Zoom y en su casa. Seguro estará en la lista para el partido. Vamos a tomarnos tiempo hasta lo último para definir el equipo. Pensar en certezas en este contexto es difícil, por eso lo mejor es ser prudentes”.

“Venimos de 180 días sin competencia. La idea es ir partido a partido más que nunca, es lo más aconsejable. Dejamos atrás certezas y vivimos la incertidumbre de la realidad. Tenemos que convivir con eso. La certeza que tenemos es que cuando estemos en el campo de juego vamos a dejar todo. Hemos pasado momentos difíciles y dolorosos, pero como equipo y grupo de trabajo hemos mejorado y crecido. Tenemos un grupo enorme y eso me da tranquilidad. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance y nos hemos sentido apoyado por todo el club. Iremos creciendo a lo largo de la competencia”.

“Existe el riesgo de los contagios, pasa en las familias, en los entornos cercanos. Esto exige adaptarse a este contexto. Fuimos muy respetuosos de los protocolos para minimizar los riesgos. Hemos tratado de dejar atrás patrones tradicionales a los que estábamos acostumbrados. Creo que en esa flexibilidad vamos a crecer”.

“Es un desafío muy lindo esto que asumimos, todos estamos aprendiendo de esta situación. Somos más sensibles y humanos porque estamos más vulnerables. Es un desafío para todos. Hay mucha tensión, enojo, dolor y sufrimiento en el medio, pero pasando esto vamos a salir fortalecidos. Hay que seguir evolucionando. No hemos perdido la pasión por el aprendizaje y eso el algo positivo. Eso nos va llevar a descubrir cosas nuevas”.

“Jugar con tres puntas es una opción que hemos probado y es concreta. Cristado tiene algunas molestias y es duda”. 

“Tenemos que gestionar este espacio que nos toca transitar con los cuidados necesarios. Creo que lo más conveniente ahora es aprender a convivir con esto que es tan doloroso a nivel mundial. Entonces hay que tratar de adaptarse. Es un momento para estar más unidos que nunca como sociedad y humanidad. Me refiero al día a día, más allá de un evento deportivo. Lo más conveniente es relacionarnos en el día a día como nos dicen, con todos los cuidados. Ahora no podemos encontrar verdades absolutas, por eso aferrarse a posturas inflexibles no parece conveniente”.

“Qué es lo correcto en estos días, en un proceso tan largo y con tanta incertidumbre, es complicado definirlo. Yo trato de seguir lo que dicta la gente que nos guía, que entiende en esta materia. Respeto todas las posturas. Creo que hay que dejar las diferencias porque esto nos toca a todos por igual”.

“Le expliqué al Pulpo González que por su inactividad y lo que yo necesito en la posición, él necesita partidos en continuidad en la temporada. Le dije que acá era difícil. El tomó una licencia para poder encontrar un espacio donde reubicarse. Es un gran profesional, tuve un trato frontal y directo, algo que él agradeció. Entiendo que no sea grato para él esta situación. Yo valoro mucho su respuesta profesional y humana”.

“Nos tocó gestionar la ansiedad. Nacional llega con mucho rodaje, entre 14 y 15 partidos con amistosos y oficiales. Entonces es normal que los jugadores estén ansiosos. En lo colectivo hay que gestionar eso para evitar cometer errores a la hora del juego y que nos dañe lo menos posible”.

“No podemos buscar certezas en este entorno de tantas dudas, es muy aventurado pensar más allá de mañana. Por ejemplo, cómo afrontaremos el partido en Lima. Lo más conveniente es enfocarnos en este tiempo y convivir con la incertidumbre, saber que no podemos tener respuesta a todo, como pasaba antes. Vamos a necesitar tiempo para ajustar lo que vaya surgiendo, pero siempre con optimismo. Sé que la gente va a estar atrás de nosotros, que nos va a apoyar como siempre, esta vez desde su casa”.

“Hemos tenido muchos casos de futbolistas que tuvieron que modificar su ritmo de entrenamiento por sobrecargas y molestias musculares, a la vez que tuvimos que aceptar este tiempo diferente, sin compartir vestuario, un mate, un espacio de intimidad… Pero más allá de eso, nos adaptamos para entender ese contexto y aprender de todo esto”.

“Soy muy respetuoso de la gente que tiene que tomar decisiones, como el regreso de la actividad local. Yo no cargo con esa decisión, hay que estar en ese lugar complejo con muchas cosas que uno no conoce”.

“Tuvimos tiempo para ver todos los partidos de Nacional. Tuvo un gran progreso en estos meses. Tiene mucha competitividad, por algo lleva un largo invicto. Tiene una idea clara, es organizado y hace las transiciones muy rápido. Es un equipo consolidado. Estamos ante un rival muy exigente, joven y también con jugadores de experiencia que nos a llevar al máximo si queremos tener posibilidades. Nosotros debemos asumir el desafío para llevar a cabo lo que hacemos: ser protagonistas y llevar el peso del partido”.

“Solari es una persona extraordinaria y un gran jugador, con rasgos de líder. Es responsable, comprometido y ha crecido mucho. Está apto y nos da muchas opciones. Tiene una estupenda aptitud física y no creo que sufra si le toca jugar después de más de un año. Sí tendrá que saber manejar la ansiedad, como todos, y ante un rival exigente. No dudo de lo que puede dar. Está a la par que sus compañeros en lo físico. Y en cuanto el fútbol, está casi como el resto, que hace seis meses no juega oficialmente”.

“Habrá que tener paciencia para adaptarnos a los diferentes momentos que nos va a presentar el partido. La idea es protagonizar, como nos gusta. Veremos en el partido si eso es posible. Si no, deberemos estar preparados para jugar de otra manera, diferente de la habitual. Hemos tratado de visualizar esas diferentes alternativas para evitar daños”.

“Volver a entrenar era una necesidad física y emocional, más allá del regreso a la competencia. Obviamente, con todos los protocolos. Eso se los transmití a Víctor (Blanco) y a Diego (Milito) a su tiempo. Y desde que regresamos al trabajo, lo hicimos apuntando a todo: lo físico, lo estratégico, lo emocional, lo técnico… No sirve fraccionar porque el juego involucra todos los aspectos”.

“Díaz está haciendo un trabajo diferenciado. Venía muy bien, pero sintió una molestia en la zona del recto. Es un enorme jugador. Está con muchas ganas y con mucho compromiso en el doble turno que cumple para ponerse a punto”.

“Cuando este grupo entra a la cancha se conecta y deja todo. Va a sacar lo mejor de sí en el momento de competir. Me siento respaldado y representado por este grupo. Y eso es una certeza, sin dudas”.

“Sin contar con parámetros tangibles de un partido real en seis meses, surge la incertidumbre acerca de la respuesta en cancha. Cuando no se pueda ejecutar lo que solemos hacer, habrá que adaptarse a esa circunstancia”.

“Hemos intentado con un lateral derecho. Al no poder cerrar con los que teníamos en carpeta, decidimos no insistir en esa posición y recurrir a los juveniles o a jugadores del plantel superior que se pueden adaptar a más de una posición. Los extremos que sonaron no pudieron llegar. Melgarejo dio negativo en los testeos y se estaría sumando ahora a los entrenamientos. Tiene jerarquía y experiencia. Lo de Celi es una apuesta institucional que nosotros apoyamos. Con tiempo y trabajo puede llegar a ser algo importante. Si viene, bienvenido. Con lo que tenemos estamos conformes y satisfechos”.

“Reniero ha jugado por adentro contra San Lorenzo y como extremo ante Alianza Lima. En Mérida lo hizo por afuera y por adentro. Tiene capacidad para diferentes funciones y posiciones. Ha tenido una enorme evolución. Estoy muy contento con él, nos da diferentes variables dentro de un mismo partido. Fértoli y Garré también nos dan diversos recursos”.

“Licha (López) y Darío (Cvitanich) han jugado juntos por momentos. Tienen mucha inteligencia. Son muy importantes para los jóvenes. Contagian desde la acción y la palabra con disciplina y compromiso. Los vi con mucho entusiasmo en este regreso”.

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta