Víctor Blanco e integrantes de la Comisión Directiva concurrieron a la Sede de Villa del Parque para ver el avance de las obras de infraestructura que se están realizado y hacerles un reconocimiento al grupo de voluhntarios y voluntarias que trabajaron sin descanso durante la parte más severa de la cuarentena. Por la mañana, el presidente y parte de la CD habían estado en el Predio Tita para seguir la actividad del equipo de Primera.

Racing no se toma el sábado libre, porque la decisión de que el club siga creciendo jamás se detiene. Por eso el presidente Víctor Blanco y miembros de Comisión Directiva -luego de haber presenciado la actividad del equipo de Primera en el Predio Tita, en los dos amistosos ante Barracas Central- visitaron la Sede Capital, en el histórico edificio de Villa del Parque, para una doble tarea: ver el avance de las obras de insfraestructura que se están realizando y reconocer el trabajo de los voluntarios que se desempeñan en Nogoyá 3061.

Tal como se había anunciado a principio de este año, el techado de la cancha de fútbol es la obra principal pautada en Villa del Parque, con un presupuesto de seis millones de pesos fijado en marzo. Los primeros pasos, con la excavaciones para los pilotes, se cumplían en tiempo y forma cuando la pandemia de coronavirus puso un freno abrupto a las tareas de construcción con las medidas estrictas de aislamiento. Recién a fin de julio, con las autorizaciones progresivas en el ámbito de la Ciudad, fue posible retomar la ejecución, que incluyeron refacciones en otros sectores de la Sede.

Norberto Perone, máximo responsable del lugar, recibió a Blanco, quien estuvo acompañado por Alfredo Chiodini (vicepresidente primero), Patricio Rotman (dirigente a cargo del área de Infraestructura) y Roberto Martínez Álvarez (integrante de la CD, autoridad en el Departamento de Marketing y Comunicación). Luego de ver cómo se van cumpliendo las pautas estipuladas para la instalación del techo, Blanco y la comitiva compartieron un momento con el grupo de voluntarios y voluntarias que trabajaron sin descanso durante la etapa más severa de la cuarentena y a los que se le entregó un reconocimiento. En efecto, ese grupo colaboró de manera permanente con las autoridades de la Sede para desarrollar una tarea solidaria que consistió en recolección de donaciones (principalmente alimentos, ropa de abrigo) y en la preparación de viandas para la gente más afectada por este contexto de crisis. Eso permitió la distribución de más de 10.000 porciones de comida caliente durante un semestre.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta