El plantel profesional participó de un seminario orientado al fútbol femenino que fue organizado junto al Grupo de Deporte, Cultura y Sociedad del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Un espacio de estudio, debate y reflexión que potenció el costado educativo al que apunta la institución para sus deportistas y que estuvo avalado por una de las entidades más prestigiosas del continente en materia académica.

El punto de partida fue un hecho destacado y que no pasó inadvertido. El paso siguiente debía estar a la altura de las circunstancias y de la expectativa generada al respecto. Y así lo fue. Cuando Racing Club y CLACSO decicieron firmar un convenio mutuo de cooperación el objetivo primordial se orientó hacia la generación de un espacio común que sirviera a modo de puente constructor de conocimiento y que retroalimentara a ambas instituciones. Fue por eso que el seminario orientado hacia el futbol femenino del cual participó todo el plantel profesional de la Academia y que estuvo a cargo de dos destacados del Grupo de Deporte, Cultura y Sociedad de la mencionada institución internacional fue justamente un éxito. La actividad permitió el estudio en detalle de un campo específico y favoreció además la expansión del conocimiento. 

La idea por parte de la institución fue que la alianza junto a CLACSO ampliara los límites formales de un convenio y que constara de instancias de trabajo, capacitación y reflexión. Y debido a que el impulso para la asociación mutua surgió desde el área del fútbol femenino, se determinó que este espacio fuera el lugar apropiado para el armado de un primer seminario amparado en las ciencias sociales y que a su vez tocó aspectos deportivos, culturales y sociales para que fuera una capacitación integral para el plantel. De este modo se creo una instancia de capacitación colectiva dentro del marco del proyecto general de educación que se ha impulsado a lo largo de todo el año desde el área del club.

“La experiencia tuvo una gran participación por parte de las jugadoras y también permitió una creación de conocimientos y de acuerdos entre ellas, que puede ayudarlas a jugar mejor y también a disfrutar del juego, tanto como a fortalecer el goce por jugar al fútbol. Estoy contento con el resultado y celebro esta serie de charlas. Felicito también a Racing por hacer este convenio con CLACSO. Creo que podemos seguir haciendo cosas aún más potentes”, explicó con satisfacción Rodrigo Soto Lagos. El chileno -Doctor en Psicología e investigador en la Universidad Andrés Bello- fue uno de los dos expositores que llevaron adelante el seminario. Y la otra persona encargada de conducir la actividad compartió el mismo punto de vista. “Desde lo profesional y lo personal me llevo la experiencia del diálogo con las futbolistas. Me parece se generó un ida y vuelta que les va a permitir a ellas acercarse a nuevas perspectivas más analíticas e interpretativas desde otros espacios, más allá de lo que tanto yo como Rodrigo les ofrecimos. Y nosotros también nos llevamos un montón de información y de relación, porque nos pudimos conocer y eso fue sumamente enriquecedor”, agregó Verónica Moreira, también catedrática universitaria, Doctora en Ciencias Sociales e investigadora del CONICET.  

   

La dinámica del seminario estuvo amparada en la virtualidad de un espacio común por medio de la videoconferencia, que fue compartida tanto por las jugadoras del plantel académico y otros integrantes del área junto a los dos representantes de CLACSO. La metodología de exposición permitió la creación de un espacio abierto para las preguntas y el debate luego de cada explicación. De este modo entre los meses de septiembre y de octubre se abordaron temas como la historia de las mujeres en el deporte -primer encuentro-., la psicología en el fútbol -segundo encuentro-, el fútbol femenino y los medios de comunicación -tercer encuentro- y el juego junto al trabajo en el fútbol -cuarto encuentro- .

“Este seminario nos brindó un espacio para dejar que emerja la deportista que cuestiona y se cuestiona, y que por lo tanto rompe con esa creencia planteada de manera tan común entre la sociedad de mirar al jugador o la jugadora como personas que no se preguntan cosas. En este caso la oportunidad nos permitió vernos como jugadoras que sienten, reflexionan y se cuestionan. Y esto abrió distintos debates a la hora de pensar el juego tanto adentro como afuera de la cancha. Nos hizo reflexionar y pensar de acá en adelante sobre el modo de construir nuestras carreras y también el de ver al fútbol que tanto amamos y nos gusta hacer”, expresó con sinceridad al respecto de la experiencia Estefanía Piazza, una de las referentes del plantel académico. Y al igual que ella, Rocío Bueno, analiza el suceso con la misma perespectiva a pesar de estar hace poco tiempo junto al resto del grupo: “Me pareció una experiencia muy interesante. Nos dejó el pensamiento abierto a todo el grupo orientado a trabajar la confianza y a ocuparnos de manejar la presión que todas sentimos antes de un partido de manera positiva. Espacios como éste nos ayudan a pensar al fútbol como un juego más allá de que sea también nuestra profesión y también a relajarnos en ese sentido para sacarnos los nervios de encima y poder divertirnos haciendo lo que más nos gusta”.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta