Racing vuelve a la acción luego de seis meses: desde las 17, por la 3ª fecha del grupo F de la Copa Conmebol Libertadores, recibirá a Nacional de Uruguay en un choque entre punteros.

Llegó el día, el momento que ya parecía ajeno y de incierto retorno. Porque esta tarde, desde la 17, Racing volverá a lo suyo, a lo que le pertenece por esencia: luego de más de seis meses, el equipo regresará a la competencia oficial con el encuentro ante Nacional, que corresponde a la 3ª fecha del grupo F de la Copa Conmebol Libertadores.

La pandemia de coronavirus desbarató la vida corriente al extremo de que la normalidad asumida a escala global perdió certezas. Lo que se asumía como una interrupción necesaria al calendario deportivo y se estimaba breve se convirtió en un paréntesis prolongado que, en la Argentina, se gestionó con otros contenidos diferentes al resto de la región. Por eso, entre aquel grito por el gol del chico Carlos Alcaraz, en el 4-3 épico ante Aldosivi, en la primera jornada de la Copa de la Superliga (un certamen y una organización que ya no existen), y este jueves 17 de septiembre, Racing vivió días de reclusión, de entrenamientos individuales y remotos y, en el tramo de las últimas seis semanas, de prácticas ajustadas a protocolos sanitarios. Entonces, sin amistosos formales y con apenas un puñado de ensayos en la rutina diaria, el equipo de Sebastián Beccacece hoy propondrá lo que acostumbra, esa búsqueda intensa y generosa en campo ajeno… con los riesgos que eso supone por rendimiento físico y la precisión que demanda. “Haremos lo que hacemos siempre, pero si no nos sale, nos adaptaremos a las circunstancias del partido”, dijo el miércoles, en conferencia, el técnico de Racing. A la vez, reconoció la altura de la vara que deberá superar.

Porque Nacional, que retomó los entrenamientos a mitad de junio y ya lleva nueve cotejos en el Apertura uruguayo (seis triunfos y tres empates; marcha segundo a un punto de Rentistas, el líder), llega con rodaje que establece una diferencia notoria. El club de Montevideo, que comparte el primer lugar del grupo con Racing (dos triunfos en igual cantidad de presentaciones), deberá convalidar esa ventaja en el campo. Racing, a conciencia de lo que le ha tocado en el reparto -uno de los tantos daños colaterales de este contexto crítico- no teme ni pide concesiones. “Cuando este grupo entra en competencia, deja todo. Me siento respaldado por estos jugadores”, aseguró Beccacece, pleno en una convicción que todos los hinchas comparten.

El historial oficial entre los equipos muestra una leve ventaja para el conjunto de Montevideo (24 PJ, ocho victorias para Racing, nueve para Nacional y siete empates), pero dentro de ese récord, La Academia marca supremacía en la Copa Liberadores (tres victorias, tres empates y sólo una caída), con el triunfo en la definición de 1967 como registro inigualable.

Para esta ocasión, Beccacece convocó a Gabriel Arias, Matías Ibáñez, Gastón Gómez, Leonardo Sigali, Nery Domínguez, Alexis Soto, Eugenio Mena, Lucas Orban, Mauricio Martínez, Leonel Miranda, Marcelo Díaz, Walter Montoya, Augusto Solari, Julián López, Fabricio Domínguez, Matías Rojas, Carlos Alcaraz, Tiago Banega, Jonatan Cristaldo, Lisandro López. Benjamín Garré, Héctor Fértoli, Darío Cvitanich y Nicolás Reniero.

El cotejo de esta tarde tendrá autoridades que fueron reemplazadas en el cierre de la jornada de ayer. Porque la lista original de cuatro árbitros, de Brasil, dio positivo en los testeos preventivos para detectar coronavirus. De tal manera, la nómina de hoy quedó integrada por Cristian Garay (Chile), Mariana De Almeida (la jueza de línea argentina será la primera mujer en cumplir funciones en la historia del torneo) y Christian Schiemann (Chile), en tanto el cuarto árbitro será el argentino Fernando Echenique. 

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta