Racing, a través de su Departmento Legales, hizo una presentación por los agravios que el juez Alejandro Segura hizo contra el club en un fallo por una demanda. Y la Cámara Laboral el caso pasó, con una denuncia por su desempeño, al Consejo de la Magistratura.

La noticia impactó más por los términos agraviantes que por la sentencia que, en primera instancia, no favoreció al club. Y tuvo alta repercusión en los medios nacionales de mayor alcance por esa misma razón.
A fin de agosto, un fallo del juez Alejandro Segura, titular del Juzgado Nacional de Primera Inbstancia del Trabajo N° 41, dispuso que Racing debe indemnizar a dos vendedores ambulantes, sin vínculo laboral con la institución, que solían trabajar en el estadio los días de partido. La decisión judicial, que ya fue apelada, fue precedida en el correspondiente expediente por numerosas alusiones a diferentes instituciones del fútbol argentino -entre las más reconocidas por historia y trayectoria- de contenido peyorativo. No sólo Racing figura en el insólito y descabellado texto, impropio del magisterio judicial, sino también River y Huracán.

La condena que mereció el texto elaborado por el juez Segura fue tal que excedió a los hinchas de Racing y los demás clubes, sino que además generó el rechazo de la comunidad en pleno. Racing, a través de su Departamento Legales a cargo del doctor Mariano Cúneo Libarona -a la vez, miembro de Comisión Directiva-, dispuso acciones inmediatas en resguardo del nombre del club. En tal sentido, realizó una presentación ante la Cámara Laboral cuyos integrantes resolvieron denunciar al juez Segura ante el Consejo de la Magistratura, el máximo órgano del Poder Judicial que se encarga de supervisar el desempeño de los jueces. La decisión de la Cámara reviste relevancia porque pone en un rango subalterno las disculpas que el juez Segura emitió, luego del escándalo, a través de un breve escrito.

“Esto va mucho más allá de Racing y del fallo estricto, que ya está en proceso de apelación por las vías correspondientes. El pronunciamiento del juez Segura es extemporáneo e impropio del ámbito judicial. Es una verdadera ofensa a su rol porque, desde una posición de poder, comete un agravio contra algunas de las más representativas instituciones del fútbol argentino. Por algo la sociedad lo rechazó y los medios lo reflejaron tal como lo que es: un episodio inaudito que nada tiene de gracioso”, le dijo a la web oficial el doctor Cúneo Libarona. Y agregó: “Por eso la Cámara Laboral lo cuestionó con dureza”.

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta