Hoy se cumple un nuevo aniversario del festejo académico que valió otro título. En los Estados Unidos y ante el Sport Herediano de Costa Rica, el equipo dirigido por Alfio Basile se impuso por 3 a 0 y se quedó con la Supercopa Interamericana. Por eso vale este nuevo reconocimiento por parte del club a sus campeones. Ellos se lo merecen.

 

Hoy se cumple un nuevo aniversario contenido dentro de ese año particular que Racing Club no olvidará jamás, como sucede también con muchas otras ocasiones destacadas de nuestra historia. Y es que 1988 no fue uno más para la Academia. La inconmensurable alegría llegó a finales de junio en Belo Horizonte, con el grito de campeón de un equipo que fue acompañado por todo el pueblo racinguista. Así se obtuvo la Supercopa Sudamericana. Y algunos meses después éste logro le dio la posibilidad al plantel comandado por Alfio Basile de disputar un nuevo partido que valía un título. Los muchachos a las órdenes del Coco no dejaron pasar la posibilidad de sumar más gloria a sus espaldas y de obtener un nuevo trofeo para las vitrinas del club. Así llegó la Supercopa Interamericana. De esta manera nuestra institución volvió a demostrar toda su grandeza en un momento de alto despliegue futbolístico que se tradujo en festejos y en logros que hasta el día de hoy, 32 años después, aún permanencen presentes en la memoria colectiva de la institución. Y así lo será por siempre. Porque la gloria es eterna una vez que se obtiene.

La Academia llegó en un gran momento a aquella cita futbolística disputada en el estadio Memorial Coliseum de Los ángeles en los Estados Unidos. Enfrente apareció el Sport Herediano de Costa Rica, que había hecho los méritos suficientes por el lado de la Concacaf como campeón de la Copa Camel. Pero el flamante dueño de la Supercopa Sudamericana sacó a relucir en los momentos clave del cotejo la jerarquía individual y colectiva que lo caracterizaba para quedarse con el partido por 3-0 y obtener de esta forma la Supercopa Interamericana de 1988. 

Las crónicas periodísticas de la época fueron claras y destacaron que el partido no fue atractivo. A diferencia de lo que se podía llegar a pensar en la previa, el desarrollo no fue entretenido y la Academia no la tuvo fácil ante un rival que corrió muchísimo, además del poco conocimiento que se tenía sobre él. Tan complicado fue el duelo para la escuadra racinguista que debió definirse después de los 90 minutos, ya que en el tiempo reglamentario el juego finalizó empatado sin goles. Pero los tantos llegaron todos juntos en la etapa suplementaria. Allí Racing pudo dejar en claro la diferencia de categoría ante su adversario en una ráfaga de goles que le dio el título: a los 92´, Medina Bello convirtió el primero; a los 103´, fue el uruguayo Paz el que dejó su sello en la red; y, a los 115´, Decoud liquidó la historia para que Costas posara con el trofeo en la mano para todo el continente.

Ante 5.000 espectadores, con el arbitraje del brasilero Romualdo Arpi Filho, Alfio Basile puso de entrada la siguiente formación: Ubaldo Matildo Fillol, Carlos Vázquez, Gustavo Costas, Cosme Zaccanti, Carlos Olarán, Mario Videla, Jorge Acuña, Julio Olarticoechea, Rubén Paz, Ramón Medina Bello y Walter Fernández. Luego, ingresaron Julio César Balerio, Fabio Costas y Darío Decoud. Enfrente, dirigidos por el español Antonio Moyano, se pararon Alexis Rojas, Saborio, Chávez, Marín, Edwards, Roberto Carmona, Daniel Casas, César Méndez, Carlos Camacho, Jara y Germán Chavarría. 

El triunfo significó un nuevo título -avalado por la Conmebol y por la Concacaf- dentro de la amplia cosecha del club a lo largo de su historia, además de significar un trofeo que engrandeció aún más las vitrinas racinguistas. Es por eso que este jueves en que la Academia vuelve a presentarse de manera oficial en una copa internacional, no está de más recordar que hace más de tres décadas un equipo genial se quedó con otro trofeo que acrecentó la genial gesta deportiva histórica de nuestro club. La gloria es eterna. Dura para siempre.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta