Gustavo Barros Schelotto, en su breve ciclo por Racing se consagró campeón en el Torneo Apertura 2001 bajo la conducción técnica de Reinaldo Carlos Merlo. Ese año, la Academia rompió una racha de sequía que venía arrastrando por 35 años.

Lée también Sebastián Grazzini: “A mi Racing me dio casi todo futbolísticamente”

En dialogo con el programa radial El show de la oral, Gustavo recordó su paso por Racing Club. “Fue muy importante ese campeonato, el club necesitaba salir campeón. Hubo una emoción muy grande por parte de todos”, expresó el Mellizo.

Luego agregó: “Nosotros arrancamos ganando sin jugar bien y alimentando la ilusión. No teníamos grandes figuras, se destacaba el equipo. Era un plantel bastante joven, muchos teníamos entre 25 y 28 años pero con muchos partidos de experiencia”, contó Gustavo, quien se desempeña como ayudante campo de su hermano Guillermo en los Ángeles Galaxy de la Liga MLS.

El Mellizo, recordó como fue su arribo a la Academia.  “Yo estaba en España, me llamó Mostaza y me dijo ¿Querés venir a Racing a salir campeón?”. Además, destacó una de las cualidades más resaltantes de su mentor de aquella época, quien marcó su paso por Avellaneda: “Mostaza generó el espíritu combativo de ese equipo y fue un gran conductor, absolutamente”.

Barros Schelotto, compartió terreno con Diego Milito, con quien se coronó campeón en el 2001. “Milito comenzaba a destacarse y a los seis meses explotó por sus condiciones pero porque encontró donde apoyarse”, expresó.

Lée también Racing y la primera Intercontinental para Argentina

Respecto a los hinchas, destacó el afecto incondicional que aún perdura en el tiempo: “La gente de Racing ha sido muy generosa conmigo, siempre me recuerda con cariño”. Por último, confesó que estuvo a punto de sentarse en el banco de Racing como DT. “Una vez me llamaron de Racing para que seamos entrenadores, fue cuando salimos de Lanús. Mantuvimos buenas charlas”, cerró.

Deja una respuesta