Racing fue superior en el desarrollo a Camioneros, en el arranque del Torneo Transición 2020, la elite de la AFA. Pero debió conformarse con el empate (5-5) por sus fallas en la definición: dispuso de su cinco ejecuciones de sexta falta y no logró concretar ninguna.

Pudo haber sido para Racing. Porque había sacado ventaja, sobre todo con el 4-2 en el segundo tiempo, y porque los mejores momentos los había marcado el equipo de Damián Sellanes. Una expresión de ese dominio estuvo en la cantidad de sextas faltas de las que dispuso. Pero ahí, a la vez, radicó un defecto: cinco veces no pudo convertir por esa vía (dos de Lincoln y una para Oscar Borghetti, Marcos Ferreyra y Agustín País). Entonces, el 5-5 final pudo haber sido distinto… también para el lado de la derrota, porque Camioneros estuvo a dos minutos de quedarse con el triunfo. El empate de Borghetti impidió un resultado desproporcionado…

Hubo fricción, disputa sin tregua y, en el cierre, una doble convicción: este equipo no se da por vencido (en los instantes finales, Sellanes mandó a Lincoln como arquero-jugador) y puede pretender una buena figuración en el Transición 2020. Habrá que ajustar detalles e insistir en las virtudes, como la pelota bien jugada tal como se vio en determinados momentos. La tarea es, entonces, afirmar esos sucesos que generan optimismo.

El quinteto inicial fue: Marcos Ferreyra; Alan Niño, Ariel País, Lincoln Crespo (1) y Lucas Capogrosso (1). Ingresaron: Sebastián Farías, Agustín País, Adrián Rescia (1), Rodolfo País, Oscar Borghetti (2), Matheu Rodrigues, Enzo Normanno, Agustín Martínez.

El sábado 5 de diciembre, en la 2ª fecha de la Zona B, el rival será Villa La Ñata.

Informe: Matías Berdún – Fotos: Paola Lara

 


Multiled

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta