Claudio García cumple hoy 57 años y en esta ocasión tan especial lo saluda Juan Ramón Fleita, una de las personas que más lo acompañó adentro de la cancha a principios de la década del noventa con la casaca académica y que hoy trabaja junto a él en la estructura formativa de fútbol del club. Amigos de la vida con el sello de Racing.

“El Turco me generaba algo muy genuino al verlo tanto adentro como fuera de la cancha: el contagio. Pero no sólo por su juego, sino por su personalidad. Contagiaba el Turco. Sin dudas. Era algo que te pasaba constantemente si estabas cerca de él, tanto desde la actitud como en la predisposición para jugar y sin importar quien estuviera enfrente. Se encargaba de generar desde la previa a cada partido y durante la semana, en cada práctica o en cada ocasión en la que tenía la chance de hacerlo. Además, era una referencia muy importante para los que en esa época éramos los más jóvenes adentro del plantel.

Claudio es una persona que tanto como tipo y como jugador siempre demostró tener un corazón muy grande. Y más allá de sus cualidades técnicas, el jugaba de esa forma tan propia que tenía y que lo distinguió: entregaba siempre el corazón. Y esto también pasaba cuando salía del campo de juego. No cambiaba. Es que así es el Turco: un tipo generoso, solidario, de códigos y de valores, que lo marcaron tanto como futbolista a lo largo de su carrera como en lo personal hasta el día de hoy.

La vida, el deporte y Racing nos hicieron compañeros primero y amigos después. Por eso tenemos muchas anécdotas, ya que compartimos muchos momentos juntos. Pero hay una que siempre tengo presente y que me hace sonreír cuando la pienso. Un día recuerdo que me estaba llevando el Turco en su auto, con la música que sonaba alto y con Soda Stereo que se escuchaba. Y no recuerdo bien que fue lo que le dije, pero le hable y no me escuchaba. Entonces se lo volví a repetir y siguió sin escucharme, pero se dio cuenta de que le hablaba. Entonces, bajó el volumen de la canción y me dijo: “¿Que deciste?”. En vez de decirme que dijiste, le salió decirme que deciste. Yo lo miré y nos empezamos a reír los dos. Y es un momento que quedó en el recuerdo para ambos. De hecho hasta el día de hoy de vez en cuando se lo digo cuando me pregunta algo. Y los dos nos reimos.

Hoy estamos con la distancia lógica por toda esta situación que vivimos y no puedo verlo en persona. Pero si puediera hacerlo le diría que nunca cambie su forma de ser ni su ser íntimo. Porque es una persona muy transparente, noble y de un gran corazón. Creo que eso lo define como tipo, más allá de ese carisma que tiene y que siempre tuvo, que es un gran valor ya que se encarga de transmitir una alegría que a todas las personas que lo conocemos por igual. Siempre lo vas a ver ahí firme con la idea de sacarle una sonrisa a todo el mundo y eso tiene mucho valor. En mi caso yo lo quiero mucho. Es un amigo que me dieron tanto la vida como el fútbol.

                                                                                                                                                                               Juan Ramón Fleita

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta