El plantel femenino de Primera División volverá de manera oficial a los entrenamientos este lunes por la tarde en el Predio Tita. Luego del reencuentro general del pasado viernes para someterse a estudios preventivos de coronavirus, las jugadoras volverán a entrar juntas a una cancha luego de medio año.   

Paso mucho tiempo y muchas cosas desde aquel último partido académico en el Torneo Rexona 19-20 de Primera. Ese empate del 9 de marzo en un tanto frente al SAT por la anteúltima jornada de la primera etapa del campeonato, que ya había quedado en manos de Boca, parecía ser una más. Pero no lo sería. Ya nada volvería a serlo. Porque la pandemia del coronavirus suscitada a escala mundial obligó a que la vida de todas las personas se modificara. Y el fútbol no fue la excepción a esta regla que cambió sin dudas el orden global conocido hasta principios de este año. 

Con el fútbol en espera lo importante en primera y principal instancia fue el cuidado de la salud, cuya prioridad sigue siendo la más alta en los tiempos que corren y también debe serlo de cara al futuro inmediato. El grupo comandado por el técnico Antonio Spinelli no fue la excepción a esta regla y dada la incertidumbre producida durante los primeros en que la enfermedad se proliferó por nuestro país, tanto las jugadoras como el cuerpo técnico estuvieron en constante contacto, más allá del aislamiento social y de que muchas retornaron a sus provincias de origen o incluso se trasladaron fuera del país. A los cambios a gran escala producidos por el contexto externo también se le sumaron modificaciones internas que hicieron que el panorama académico se modificara a lo largo de los últimos meses. El plantel ya no es el mismo. Algunas futbolistas ya no forman parte de las filas académicas y otras llegaron para reforzar a un grupo que más allá de las distancias, siempre se mantuvo unico y en constante preparación tanto por la vía colectiva virtual como por la individual. La directiva fue siempre la misma: cuidarse e invertir el tiempo en prepararse apuntando al momento del regreso. Y ese día finalmente llegó.

Este lunes a partir de las 18 en el Predio Tita Mattiussi de Avellaneda se dará inicio a la nueva etapa de trabajos del plantel académico. Y aunque esto suene del mismo modo en que sonaba hasta principios del mes de marzo, la realidad es que varios aspectos serán muy distintos. “Lo que buscaremos será poner a todo el plantel de nuevo en igualdad de condiciones para que el grupo pueda avanzar a un ritmo mucho más parejo”, comentó el DT Spinelli al respecto de lo que se viene para el grupo de jugadoras. Las prácticas retornarán pero deberán seguir estándares sanitarios imprescindibles de ahora en adelante. El entrenador lo sabe y ha preparado todo junto a su equipo de trabajo para que las racinguistas puedan adecuarse del mejor modo y lo más rápido posible. “Los entrenamientos estarán divididos en fases o etapas, tal cual lo plantea el protocolo dispuesto por la AFA. Las primeras cuatro semanas se trabajará en grupos más reducidos, que serán de hasta seis jugadoras en cada uno. Y las prácticas van a estar orientadas a profundizar conceptos tanto del aspecto técnico-táctico como del costado físico. Se arrancará de menor a mayor pero con un concepto evaluatorio y evolutivo que pueda medir el desarrollo de cada una a medida que se vayan sucediendo días”, explicó el Tano con detalle sobre lo planificado para el regreso de sus dirigidas.

Pero para asegurar la vuelta de Racing a los entrenamientos de alto rendimiento, primero hubo que seguir las normas de cuidado que hoy forman parte imprescindible del desarrollo tanto del fútbol como muchas otras actividades sociales y deportivas. Por ese motivo el pasado viernes tanto las jugadoras como el resto del equipo de trabajo compuesto por el cuerpo técnico y los auxiliares se dieron cita en el Predio Tita para someterse a testeos preventivos de COVID-19. Las pruebas realizadas entregaron resultados negativos en su totalidad. La única excepción fue la de una jugadora no concurrió a realizarse el análisis por prescripción médica y que se sumará al grupo cuando el cuerpo médico lo disponga.

De esta forma las citadas para comenzar con la actividad este lunes por la tarde en suelo racinguista son: Jorgelina Riolfo, Aldana Avaca y Yanina Sosa (arqueras); Luciana Bacci, Aldana Narváez, Florencia Romero, Milagros Menna, Candela Ibaña, Azul Oszczyk, Antonella Ulloa, Milagros Otazú y Eugenia Nardone (defensoras); Rocio Díaz, Dalila Cáceres, Paloma Fagiano, Estefanía Piazza, Micaela Adorno y Florencia Curril (mediocampistas); Rocío Bueno, Fiamma Romero, Florencia Gaetán y Lourdes Martínez (delanteras). La única jugadora que no podrá estar presente es Natalie Juncos, quien se encuentra en los Estados Unidos y continuará con sus labores de preparación de manera individual monitoreadas por el cuerpo técnico hasta que pueda retornar a la Argentina.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta