El plantel superior femenino y el masculino que compiten en la máxima categoría de la Asociación del Fútbol Argentino empezaron con los entrenamientos en el Centro Deportivo del estadio. Luego de haber superado los testeos preventivos de coronavirus con éxito, ambos grupos de trabajo retornaron durante la misma jornada a su preparación colectiva en Avellaneda mientras esperan por el reinicio de la actividad oficial.  

Pasó mucho tiempo entre la ocasión que los planteles de Futsal AFA habían pisado el Centro Deportivo del estadio por última vez y el momento en que volvieron a hacerlo para entrenarse de nuevo. Los hombres trabajaban con la cabeza puesta en su primera presentación como locales ante el SECLA, tras el estreno con un gran triunfo como visitantes por 4-3 ante Camioneros en el arranque del Torneo 2020. Las mujeres por su parte se preparaban a la espera de la designación final del campeonato. Todos y todas debieron parar cuando corría el final de marzo. La pandemia del COVID-19 obligó a eso. Pero ayer por la tarde y tras haber superado con éxito en el inicio de la semana los testeos preventivos de coronavirus, los dos grupos de deportistas retornaron a Avellaneda y pudieron emprender de nuevo con las prácticas.

Volver se sintió especial sin lugar a dudas y al pisar las instalaciones del Cilindro en Avellaneda pareció que el tiempo nunca hubiera pasado. Pero los días, las semanas y los meses transcurrieron. El coronavirus apareció como un factor que obligó a repensar todas las actividades humanas a escala mundial, con el foco puesto de manera particular en las que se realizan de manera grupal. Por eso en este caso los dos planteles de la Academia se apegaron al protocolo correspondiente dictaminado por la AFA para poder retornar a entrenase de manera colectiva en el Centro Deportivo. Tanto para el grupo femenino como para el masculino la idea de esta vuelta a la actividad fue el poder volver a familiarizarse con las acciones adentro de la cancha. En cada caso la sesión de tareas duró poco más de una hora y se le dieron prioridad a los trabajos de fuerza, de desplazamientos y de técnica individual con la pelota. El factor motivacional de volver a vestir los colroes académicos adentro del club no pasó desapercibido y las sonrisas se apreciaron por doquier tras el final de la actividad vespertina. 

El plantel femenino conducido por Claudio Martino y Daniel Paletta comenzó con los trabajos con Nadia Álvarez, Micaela Ayala, Carmen Brusca, Antonella Sotero, Antonella Perdomo, Melina Quevedo, Hossana Petrusso, Alejandra Giménez, Silvina Espinazo, Rocío Villanueva, Dolores Maregatti y Sofía Florentín. Completaron el grupo de trabajo junto al plantel femenino Rosario Renzi, Federico Sarmiento y Laura Rodríguez.

Por su parte el grupo a las órdenes de Damián Sellanes empezó a entrenarse con Marcos Ferreyra, Camilo Garay, Ignacio García, Alan Miño, Adrián Rescia, Sebastián Farías, Enzo Normano, Ariel Pais, Rodolfo Pais, Agustín Pais, Oscar Borghetti, Lucas Capogroso, Lincoln Santana, Mathias Glavina, Matheus Bezerra y Gianfranco Martino. Los ayudantes y auxiliares técnicos que estuvieron junto al equipo fueron Jonathan Bruzzone, Facundo Fossati y Aníbal González.

El futsal de la Academia también volvió. Para las mujeres. Para los hombres. Para Racing. De a poco el deporte de la institución empieza a retomar ese ritmo incesante que siempre lo caracterizó y que demuestra ser más fuerte que cualquier dificultad enfrente. Éste regreso tras seis meses de inactividad lo deja más que claro.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta