Luego de las tareas de desinfección realizadas por la Municipalidad de Avellaneda, Casa Tita, que había funcionado como alojamiento para pacientes con síntomas leves de coronavirus, retomó su aspecto habitual.

Luego de varias semanas durante las cuales la Casa Tita funcionó como centro de alojamiento para pacientes con síntomas leves de coronavirus, la pensión acaba de retomar la organización asumida desde la vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige por la pandemia de coronavirus. Sin los juveniles que se hospedan allí -los chicos regresaron a su lugar original de residencia en marzo, en los días previos al inicio de la cuarentena-, Casa Tita cuenta, desde entonces, con personal afectado al cuidado y mantenimiento de la amplia infraestructura contigua al Cilindro.

En los últimos días, personal de la Municipalidad de Avellaneda afectado a tareas de desinfección recorrió las instalaciones en un profundo operativo de limpieza, con lo cual reforzó el trabajo que el club cumple regularmente conforme un estricto protocolo sanitario.

Como se recordará, Casa Tita se reacondicionó para permitir que personas con sintomatología tenue -probables portadores del COVID-19- cumplieran un período de aislamiento en un sitio adecuado, sin necesidad de recargar los centros de salud de la comuna. Y fue el resultado del compromiso de Racing Club con la comunidad bonaerense en general y la de Avellaneda en particular, ya que la institución se había puesto a disposición de las autoridades provinciales y municipales en una carta dirigida al gobernador Axel Kicillof y al intendente Jorge Ferraresi.

 

Si querés seguir informado con toda la actualidad de Racing Club seguinos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook), suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram o en Google News.
(Racing Club)

Deja una respuesta